Búsqueda

21 may 2017

El Oído como Fonorreceptor

El oído es el órgano responsable de la audición y el equilibrio, y está compuesto por fonorreceptores quienes captan las vibraciones y las transforman en impulsos nerviosos que irán hasta el cerebro, donde los estímulos serán interpretados. Cabe destacar, que las vibraciones que capta el oído son ondas sonoras, las cuales son cambios en la presión del aire que son transmitidas a una velocidad de un kilómetro por segundo, e impactan sobre la membrana del tímpano, en el cual se produce una vibración.
 
En este sentido, la audición es la capacidad para percibir los sonidos, donde el oído es una maravilla de la ingeniería porque sus receptores sensitivos pueden convertir vibraciones sonoras con amplitudes tan pequeñas como el diámetro de un átomo de oro (0,3 nm) en señales eléctricas hasta 1.000 veces más rápidamente que la velocidad con la cual los fotorreceptores pueden responder a la luz. Además de los receptores para las ondas sonoras.

Partes

Oído Externo

Oído Medio

Oído Interno

Nervio Auditivo

00000


3) Oído Interno: Es la parte más esencial del oído, ya que en él se realiza la transformación de las ondas sonoras en impulso nervioso. Por otro lado, contiene el órgano vestibulococlear, que es el encargado de captar el sonido y mantener el equilibrio, asimismo el órgano vestibulococlear, consiste en un sistema de laberintos membranosos, con endolinfa en su interior, y perilinfa alrededor, lo que permite que quede suspendido dentro del laberinto óseo, al que está laxamente unido por fibras de tejido conectivo. Por otro lado, el laberinto óseo es la zona de la porción petrosa del hueso temporal en la que se encuentra el sistema de laberintos membranosos.
No obstante, el espacio hueco entre el laberinto óseo y el membranoso conforma el espacio perilinfático, que está relleno de perilinfa, cuya composición corresponde a un ultrafiltrado de la sangre. Además, está unido al espacio subaracnoídeo por el acueducto coclear, que finaliza en la cara posterior de la porción petrosa del temporal, por debajo del orificio auditivo interno.
Sin embargo, dentro del laberinto membranoso se encuentra el espacio endolinfático, que está relleno de endolinfa, cuya composición iónica corresponde a la del interior celular. En este sentido, el espacio endolinfático del órgano auditivo y del equilibrio se comunican entre sí por el conducto de reuniens, y por el acueducto vestibular con el sáculo endolinfático, que es bolsa epidural en donde se reabsorbe la endolinfa, ubicada junto a la cara posterior de la porción petrosa.
Cabe destacar, que la importancia de la endolinfa y la perilinfa, es que son líquidos que transportan ondas a los órganos terminales, a los órganos de la audición y el equilibrio. A su vez este se compone de:
a) Vestíbulo: Está ubicado dentro de la cavidad timpánica, detrás del caracol y delante de los conductos semicirculares óseos, en su pared externa presenta la abertura de la ventana oval y en su parte anterior se haya la fosita semihemisférica. Por otra parte, detrás de ella está la cresta vestibular y su reborde rodea una depresión llamada fosita coclear que esta perforada por varios orificios que permiten el paso de las fibras del nervio auditivo que se dirigen al extremo del conducto coclear. Además está dividido en dos partes:
*El Utrículo: Es una pequeña vesícula, aplanada transversalmente adherida a la fosita semiovoídea y se relaciona con el mantenimiento del equilibrio; además se comunica con los canales semicirculares, puesto que estos parte del utrículo.
*El Sáculo: Está situado por debajo del utrículo, es una pequeña vesícula redondeada adherida a la fosita hemisférica, y se relaciona con el mantenimiento del equilibrio; además se comunica con el caracol.
b) Conductos Semicirculares: Son tres tubitos arqueados en semicírculos y cada conducto mide casi 1,5 mm de diámetro, excepto en un extremo donde se observa un ensanchamiento, la ampolla; además estos están implantados en el vestíbulo y situados en tres planos rectangulares, según las tres dimensiones del espacio:
  • Conducto semicircular anterior: su extremo anteroexterno desemboca en la porción superior y externa del vestíbulo, su otro extremo se une con la parte superior del conducto óseo para formar la rama ósea común.
  • Conducto semicircular posterior: su extremo dilatado desemboca en la parte inferior del vestíbulo y su extremo superior desemboca en la rama ósea común.
  • Conducto semicircular lateral: su extremo anterior dilatado desemboca en el ángulo superior y externo del vestíbulo debajo de la ventana oval, su extremo posterior desemboca debajo del orifico de la rama ósea común.
Cabe destacar, que los canales semicirculares dan la noción del espacio y, por lo tanto, contribuyen al mantenimiento del equilibrio de la cabeza y del cuerpo.
c) Nervio Auditivo: Es el que conecta el oído al tallo cerebral, transmitiendo los impulsos nerviosos desde las células pilosas en el oído interno hasta el cerebro, donde se realiza realmente la percepción auditiva; y está compuesto por el nervio coclear, que transporta la información sobre el sonido y el nervio vestibular, que transporta la información sobre el equilibrio.
d) Nervio Vestibular: Es el encargado de la función del equilibrio, y está conformado por varias ramas que provienen de los canales semicirculares para después pasar por el modiolo y unirse en el nervio vestibular para seguir avanzando y salir mediante el meato acústico interno junto con el nervio coclear y formar el nervio vestibulococlear. Después pasa por la fosa craneal posterior y se introduce en la porción lateral del tronco cerebral a nivel de bulbo raquídeo hacia los núcleos dorsales ventrales y centrales para por último, mediante la vía auditiva, llegar a la corteza auditiva mediante la radiación auditiva y transmitir los impulsos nerviosos referentes al equilibrio.
e) Cóclea o Caracol: Es un órgano en forma de tubo enrolladlo de 3 cm de largo y corresponde a un conducto membranoso cubierto por una fina capa de hueso laminar, en el hueso temporal. Ya que es un sistema de tubos enrollados y con tres tubos diferentes, uno al lado del otro denominados rampa vestibular, rampa coclear y rampa timpánica.
  • La rampa vestibular y coclear están separadas entre sí por la membrana vestibular (M.V.); o membrana de reissner.
  • La rampa timpánica y la rampa coclear están separadas por la membrana basilar (M.B.).
  • La rampa vestibular y la rampa timpánica se encuentran llenas de perilinfa, ésta es rica en Na y pobre en proteínas, en cambio, la rampa coclear contiene endolinfa la cual es rica en proteínas y contiene sobre todo K.
  • La rampa vestibular se relaciona con la ventana oval mediante el vestíbulo y la rampa timpánica limita con la ventana redonda, también ambos conductos comunican abiertamente en el vértice del caracol o helicotrema.
  • Las células ciliadas sostenidas por las células de Deiters están dispuestas angularmente y con sus extremos alcanzan la membrana tectorial de tipo gelatinoso y que está extendida sobre las células ciliadas.
  • Por otra parte, en la superficie de la membrana basilar se halla una estructura, el órgano de Corti, que contiene una serie de células mecánicamente sensibles, las células ciliadas.
f) Órgano de Corti: Está formado por tejido epitelial de las crestas acústicas el cual contiene a las células pilosas; y está situado sobre la membrana basilar de la cóclea, a los largo de los 33 mm de su trayecto espiral. También, está compuesto  por 16.000 células ciliadas, más células de sostén (células falángicas y pilares).
Por otro lado, las células ciliadas están dispuestas en 4 filas, una fila simple de Células Ciliadas Internas  y 3 filas de Células Ciliadas Externas. Los cilios de estas células: Sobresalen hacia la endolinfa de la escala media y son sensibles a los estímulos mecánicos.

Estructura del Oído

Fisiología de la Audición

  1. El pabellón de la oreja recoge y concentra las ondas sonoras y  las dirige sin distorsión contra la membrana del tímpano.
  2. Esta vibra al recibir el impacto de las ondas sonoras. Altas frecuencias vibra rápido y fuerte, y a frecuencias bajas vibra lento y despacio.
  3. A su vez mueve a la cadena de huesecillos (Martillo, Yunque y Estribo), debido a que éstos están unidos por pequeñísimos ligamentos, que pueden relajarse o contraerse de acuerdo a la intensidad de la onda, por lo que puede regular el paso del sonido; además, la cadena de huesecillos conduce mecánicamente la sondas sonoras hasta las cavidades mastoideas que refuerzan o amplían los sonidos. En este sentido, la presión sobre las dos caras de la membrana del tímpano se iguala mediante la trompa de Eustaquio.
  4. El estribo se pone en contacto con la ventana oval,  el cual las vibraciones hace que se mueva de adelante y hacia atrás, ocasionando ondas de presión que deforman las paredes de la rampa vestibular y timpánica.
  5. Estas ondas de presión terminan en la ventana redonda.
  6. Asimismo, estos ocasionan el empuje de la membrana vestibular hacia delante y hacia atrás provocando ondas de presión en la endolinfa.
  7. La generación de vibraciones hace que los cilicios de de los órganos de Corti se ponen en contacto con la membrana tectoria, debido a que la membrana basilar se mueve por la presión ejercida por las ondas sonoras,
  8. La inclinación de las estoreocilias en las células ciliadas provocan que se abran los canales de potasio (K+).
  9. Cuando el K+ entra se produce la despolarización, provocando que se abran canales de Ca2+ y posteriormente la exocitosis de neurotransmisores (Glutamato).
  10. Esto provoca potenciales receptores que por ultimo conducen a la generación de impulsos nerviosos.
  11. El cual viajan por el ramo coclear, al nervio craneal 8 (auditivo), luego al bulbo raquídeo, pasa por el mesencéfalo, después al tálamo y por último llega a la corteza cerebral, la cual es la traducción de los impulsos nerviosos a sonidos.

Sentido del Equilibro y de la Orientación

     El sentido del equilibrio y la orientación residen en el oído interno, puesto que se encargan de la percepción de la posición de la cabeza y su movimiento. Es por ello, que esta percepción se produce gracias a la presencia de tres conductos semicirculares orientados en las tres direcciones del espacio y que contienen en su interior un líquido denominado endolinfa, que al mover la cabeza, el líquido se desplaza por los canales semicirculares y estimula a los receptores. Además, para completar la información de la posición de la cabeza, existen otras dos estructuras en el oído interno, el utrículo y el sáculo, que poseen receptores que captan información sobre los movimientos del cuerpo y su aceleración, y la envían al cerebelo.
     Cabe destacar, que el utrículo y el sáculo están cubiertos de pequeñas deposiciones de carbonato de calcio (otolitos) y vellosidades nerviosas, que captan los cambios de inclinación de los otolitos cuando el cuerpo se acelera linealmente. Asimismo, estas informaciones se combinan con las que envían los receptores de los músculos y las articulaciones para componer una imagen en el cerebro de la posición del cuerpo y la cabeza; dicha imagen no es física ni óptica, sino mental.
     Por otra parte, cuando la cabeza se mueve en cualquier dirección, ya sea hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados, la endolinfa se mueve provocando una estimulación en la ampolla, la cual envía la información hacia el cerebro, lo que cambia el esquema de ubicación espacial que se tenía.
     Se puede decir, que la endolinfa es la sustancia responsable del sentido del equilibro y de la orientación, puesto que en ambos casos envía la información al cerebro, permitiendo el conocimiento inconsciente de la posición del cuerpo en el espacio. Y esto se debe, a que la endolinfa se mueve por los movimientos de la cabeza o por la aceleración lineal del cuerpo, por lo tanto, esta sustancia es de suma importancia para el conocimiento del equilibrio y orientación del ser humano.

Fisiología

Equilibrio Estático
Se refiere al mantenimiento de la posición del cuerpo (principalmente, la cabeza) en relación con la fuerza de gravedad. Órganos otolíticos: sáculo y utrículo.
     Las paredes del sáculo y del utrículo presentan una pequeña región engrosada denominada mácula. Las dos máculas, que son perpendiculares entre sí, actúan como receptores del equilibrio estático. Suministran información sensitiva acerca de la posición de la cabeza en el espacio y son esenciales para el mantenimiento de la postura y el equilibrio. Las máculas también contribuyen a algunos aspectos del equilibrio dinámico: detectan la aceleración lineal y la desaceleración, es decir, las sensaciones que se experimentan en un ascensor o en un automóvil, cuando aumentan o disminuyen su velocidad.
Ambas máculas tienen dos tipos celulares: células ciliadas, que son los receptores sensitivos, y células de sostén. Las células ciliadas presentan haces de cilios que consisten en 70 o más estereocilios (que son en realidad microvellosidades), a los que se suma un cinocilio, un cilio convencional unido firmemente a su cuerpo basal y que se extiende más allá del estereocilio más largo. Como en la cóclea, los estereocilios se conectan por uniones en los extremos. Distribuidas entre las células ciliadas, se hallan las células cilíndricas de sostén que probablemente sean las encargadas de secretar la gruesa capa glucoproteica que descansa sobre las células ciliadas, denominada membrana otolítica.
Sobre toda la superficie de esta membrana, se extiende una capa de densos cristales de carbonato de calcio, llamados otolitos. Dado que la membrana otolítica se encuentra sobre la parte superior de la mácula, si se inclina la cabeza hacia adelante, esta membrana (axial, como los otolitos) es atraída por la gravedad, se desliza hacia abajo sobre las células ciliadas en la dirección en la que se produjo la inclinación e inclina, a su vez, los haces de cilias. En cambio, en posición sedente en un automóvil que repentinamente se mueve hacia adelante, la membrana otolítica se retrasa con respecto al movimiento de la cabeza, empuja los manojos de cilias y hace que éstas se  inclinen en la dirección contraria. La inclinación de los manojos de cilios acústicos en una dirección estira las uniones de extremo, con lo cual se abren los canales de transducción y se producen así potenciales receptores despolarizantes; la inclinación en la dirección opuesta cierra los canales de transducción y produce la hiperpolarización de la membrana.
A medida que las células ciliadas se despolarizan y repolarizan, liberan neurotransmisores con mayor o menor frecuencia. Las células ciliadas hacen sinapsis con neuronas sensitivas de primer orden en el ramo vestibular del nervio vestibulococlear (VIII). Estas neuronas descargan impulsos con un ritmo lento o rápido, según la cantidad de neurotransmisor presente. Las neuronas eferentes también hacen sinapsis con las células ciliadas y con las neuronas sensitivas y, evidentemente, regulan la sensibilidad de unas y otras.
Equilibrio Dinámico
Es el mantenimiento de la posición del cuerpo (principalmente, la cabeza) en respuesta a movimientos repentinos como girar, acelerar y frenar. Conductos semicirculares. Los tres conductos semicirculares, junto con el sáculo y el utrículo, participan en el equilibrio dinámico. Los conductos se disponen en tres planos perpendiculares entre sí: el conducto semicircular anterior y el conducto semicircular posterior están orientados en sentido vertical, y el conducto semicircular externo, en sentido horizontal. Esto les permite detectar la aceleración y desaceleración angulares. En la ampolla, la porción dilatada de cada conducto, hay una pequeña elevación llamada cresta. Cada cresta contiene un grupo de células ciliadas y células de sostén. Cubriendo la cresta se encuentra una masa de material gelatinoso que se denomina cúpula. Cuando una persona mueve la cabeza, los conductos semicirculares y las células ciliadas se mueven junto con ésta. La endolinfa dentro de la ampolla, sin embargo, permanece estática. A medida que las células ciliadas en movimiento arrastran la endolinfa, los haces de cilios se inclinan. La inclinación de los cilios produce potenciales receptores. En respuesta, los potenciales receptores originan impulsos nerviosos que se transmiten a través del ramo vestibular del nervio vestibulococlear (VIII).

Higiene del Fonorreceptor

Entre las reglas higiénicas para la conservación de los órganos del sentido del oído podemos citar las siguientes:
  1. Limpieza periódica del pabellón de la oreja y la parte inicial del conducto auditivo externo.
  2. Evitar ruidos intensos que pueden ocasionar rotura de la membrana del tímpano.
  3. Consultar al médico cuando exista algún padecimiento en este órgano.
  4. No introducir objetos extraños, ni puntiagudo.
  5. Abrir la boca al escuchar un sonido muy fuerte.
  6. Evitar usar gotas en los oídos, a menos que sea bajo prescripción médica.
  7. Evitar el uso continuo de auriculares.
  8. Evitar ruidos intensos.
Share:

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Oh! que bueno, me alegra que te haya servido el material, ese es mi objetivo, que la información publicada sea de utilidad para uds. Espero que al igual que este tema, los demás sean beneficiosos para tus investigaciones y conocimientos. Saludos

      Eliminar
  2. gracias por la info. me sirvio mucho =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, que bueno que te haya servido mucho la info. ese es el objetivo de la pag. Muchas gracias por visitarla, espero que te siga ayudando en tus investigaciones. Saludos.

      Eliminar

Autor

Prof. Arnaldo Rodríguez

Educación mención Biología

Etiquetas

Biología ¿Qué es? Anatomía partes estructuras Tipos Funciones contaminación Psicología educación para la salud Salud Teorías sistema nervioso aportes estructuras receptoras sistema sensorial Ecología sistemas Biografías Características células investigación aire Histología Vídeos aparato reproductor sistema reproductor Consecuencias Medidas Preventivas sistema digestivo snc Fisiología Importancia aspectos artículos Clasificación Microorganismos agua componentes inervación núcleos suelo Curiosidades agente contaminante célula ecosistema parte interna procesos etapas factores objetivos aparato reproductor femenino aparato reproductor masculino capa de ozono conductismo conductista desventajas enfoque ventajas Causas Vegetal aprendizaje capas cognoscitivismo cognoscitivista diencéfalo encéfalo nervios piel sistema muscular smog tejido muscular tejidos fibra hormonas humanismo humanista lengua métodos anticonceptivos oído parte externa transporte celular General afectaciones aparato excretor aplicaciones conductos fases fotosíntesis gusto hueso irrigación lago de maracaibo nariz olfato propiedades regulación hormonal riñón sistema óseo suelos degradados Enfermedades aparato digestivo biótico-abiótico bomba sodio y potasio clorofluorocarbonos cloroplastos constructivismo constructivista degradación de suelos disfunción sexual disminución de la capa de ozono energía historia implicaciones influencia del smog leyes membrana metodología nefrona neurotransmisores origen principios proteínas psicodinámico psicosocial quimiorreceptor regulación relación roles sistema endocrino sistema esquelético tacto tallo cerebral tejido óseo teoría de la personalidad tgi tronco cerebral tronco encéfalico tubo gastrointestinal tubo digestivo Abraham Maslow Albert Bandura Burrhus Skinner Carl Rogers Charlotte Buhler David Ausubel Edward Thorndike Erik Erikson Evolución Iván Pavlov Jean Piaget Jerome Bruner John Watson Lawrence Kohlberg Lev Vygotsky Sigmund Freud afectación de la energía agua dulce agua superficial aguas urbanas barrera mecánica barrera natural del lago de maracaibo barrera química bioenergética boca botones gustativos bulbo raquídeo bulbos gustativos cadena de huesecillos cadena transportadora de electrones cadenas alimentarias calidad del aire celular cerebelo cerebro cerebro medio ciclo de calvin ciclo de contracción ciclo de la materia ciclo de vida ciclo del agua ciclo del azufre ciclo del carbono ciclo del fósforo ciclo del nitrógeno ciclo del oxígeno ciclos biogeoquímicos citoplasma clima coacervados coitus interruptus comienzo de la vida comparaciones condicionamiento clásico condicionamiento operante conexiones contaminantes contracción coordinación cordón espermático corpúsculos criptas gástricas criterios cuerpos de agua célula animal célula vegetal células gliales células neuronales defecación depósito desarrollo cognitivo desarrollo moral desarrollo psicodinámico descomposición desechos metabólicos destrucción de la capa de ozono diferencias difusión disminución de la fertilidad disminución de la fertilidad del sustrato disponibilidad de agua dominios ecosistemas acuáticos ecosistemas artificiales ecosistemas aéreos ecosistemas naturales ecosistemas terrestres endocitosis epidídimo epitálamo equilibrio escroto esterilización estructuras gustativas estrés estómago esófago eucariota evitar deterioro exocitosis faringe fertilidad de la tierra fertilidad del sustrato finalidad fitohormonas flujo de energía fonorreceptor formación de orina fotofosforilación fotoperiodo fotosistemas fuentes de contaminación ganglios glándula intestinal glándulas de cowper glándulas gástricas glía hipotálamo hipótesis homeostasis hongos hormonas vegetales hígado importancia de la biología impulso nervioso interacción intestino delgado intestino grueso jerarquía lago malaria mecanorreceptor medio ambiente medios mesencéfalo microvellosidades mioneural mitocondria movimientos mundo médula espinal método de billings método de temperatura basal método del ritmo métodos métodos biológicos métodos de barrera métodos definitivos métodos naturales métodos temporales nastia neuroglia neuroglia del snc neuroglia del spn neuromuscular neuronas niveles tróficos núcleo organelas organelos organulos orina concentrada orina diluida ovarios oviductos oído externo oído medio paludismo papilas gustativas parafilias pared pene peritoneo pirámides ecológicas planta que absorbe smog plantas plexos población postulados potenciales problemas de degradación procariota proceso cognitivo producción productividad productos metabólicos propósito protuberancia anular próstata puente de Varolio páncreas quimiostasis receptores sensoriales reducción de la capa de ozono relajación remodelación residuos de minería resorción ribete en cepillo salinidad del suelo salud del suelo semejanzas seres vivos señalización neuronal sinapsis sistema excretor sistema respiratorio sistema urinario smog en las plantas smog fotoquímico smog sulfuroso sna sne snp sns soluciones soprepastoreo ayuda en los suelos salinos subtálamo suelos en campos suelos salinos teoría celular teoría del desarrollo humano teoría endosimbiótica teoría watsoniana terminaciones nerviosas termoperiodo testículos tmc tme tml tramas tróficas transcitosis transducciones gustativas transducción transmisión transporte activo transporte de volumen transporte pasivo transporte primario transporte secundario trastornos trompa de eustaquio trompas de Falopio trompas uterinas tronco del encéfalo tálamo túnicas unión unm uretra vagina vellosidades vesícula biliar vesículas seminales vias gustativas vía olfatoria vías biliares órganos sensoriales ósmosis