Búsqueda

30 may 2021

Fisiología del olfato

El aire pasa por las fosas nasales, luego llega a la pituitaria roja o respiratoria que tiene una gran cantidad de vasos sanguíneos, después pasa por la pituitaria amarilla u olfativa, que tiene gran cantidad de terminaciones, de las cuales cada célula proyecta una dendrita que sobresale en la mucosa y posee un cilindro-eje que atraviesa el etmoides por la parte llamada lámina cribosa llegando al bulbo olfatorio, y es aquí donde el aire es transformado en impulso nervioso el cual es dirigido al cerebro por medio del nervio olfatorio. Asimismo, cuando el impulso llega al cerebro se produce la sensación olfativa y el centro nervioso elabora una respuesta adecuada a la situación creada por la presencia del estímulo químico.

Por otro lado, la transducción olfativa ocurre en los cilios olfatorios que se proyectan desde las dendritas, las sustancias que generan olor son los odorantes. Asimismo, en la recepción olfatoria se produce un potencial generador y desencadena uno o varios impulsos nerviosos; el umbral es bajo y la adaptación de los olores es rápida, los axones de los receptores olfatorios forman un nervio olfatorio (I) que transporta los impulsos nerviosos hacia vías olfatorias del bulbo olfatorio y luego a la corteza cerebral.

Share:

22 may 2021

Vía olfatoria


A cada lado de la nariz se extienden, a través de unos 20 orificios olfatorios en la lámina cribosa del hueso etmoides, haces de axones delgados y amielínicos provenientes de los receptores olfatorios. Estos 40 haces de axones forman juntos los nervios olfatorios (I par craneal) izquierdo y derecho, que terminan en el cerebro en un par de masas de sustancia gris llamadas bulbos olfatorios, que se encuentran debajo de los lóbulos frontales y laterales a la apófisis crista galli del etmoides. 

En este orden de ideas, dentro de los bulbos olfatorios, las terminaciones axónicas de los receptores olfatorios (las neuronas de primer orden) hacen sinapsis con las dendritas y cuerpos celulares de las neuronas de segundo orden en la vía olfatoria. Por lo que, los axones de las neuronas del bulbo olfatorio se extienden en sentido posterior y constituyen el tracto olfatorio. Por otra parte, algunos de los axones del tracto olfatorio se proyectan hacia el área olfatoria primaria, localizada en la superficie inferior y medial del lóbulo temporal, y es el sitio donde comienza la percepción consciente del olor.

En consecuencia, las sensaciones olfatorias son las únicas sensaciones que llegan a la corteza cerebral sin hacer sinapsis previa, en el tálamo. Por otro lado, otros axones del tracto olfatorio se proyectan hacia el sistema límbico y al hipotálamo, y de estas conexiones dependen nuestras respuestas emocionales y evocadas por la memoria a los olores. Algunos ejemplos son la excitación sexual que produce oler ciertos perfumes, las náuseas por el olor de una comida que alguna vez causó una enfermedad o un recuerdo de la infancia evocado a partir de un olor.

Share:

14 may 2021

Fisiología del Tacto

A través del tacto, el cuerpo puede percibir el contacto de las distintas sustancias, objetos, temperatura, dolores, entre otras. Esto es debido, a que los seres humanos presentan terminaciones nerviosas especializadas y localizadas en la piel; estas terminaciones son receptores llamados corpúsculos táctiles.

Por otra parte, los receptores se estimulan ante una deformación mecánica de la piel y transportan las sensaciones hacia el cerebro a través de fibras nerviosas, el cual este da una respuesta a los estímulos recibidos por ellos; además, estos se encuentran en las epidermis y están distribuidos por todo el cuerpo de forma variable, por lo que aparecen zonas con distintos grados de sensibilidad táctil en función de los números de receptores que contengan.

No obstante, el tacto es el menos especializado de los cinco sentidos, pero a base de usarlo se puede aumentar su agudeza.

Vías Somatosensitivas

Estas transmiten información de los receptores somatosensitivos (corpúsculos y terminaciones libres) al área somatosensorial primaria de la corteza cerebral y al cerebelo. De este modo, las vías que llegan a la corteza cerebral consisten en miles de conjuntos de tres neuronas: 

1. Las Neuronas de Primer Orden: Conducen impulsos de los receptores somáticos hacia el tronco encefálico o a la médula espinal. Desde la cara, la boca, los dientes y los ojos, los impulsos somatosensitivos se propagan a lo largo de los nervios craneales hasta el tronco encefálico. Desde el cuello, el tronco, los miembros y la región posterior de la cabeza, los impulsos somatosensitivos se propagan a lo largo de los nervios espinales hasta la médula espinal.

2. Las Neuronas de Segundo Orden: Conducen impulsos del tronco encefálico y la médula espinal hacia el tálamo. Los axones de estas neuronas presentan una decusación (cruce hacia el lado contralateral) en el tronco encefálico o en la médula espinal, antes de ascender hasta el núcleo ventral posterior del tálamo. Así, toda la información sensitiva de un hemicuerpo llega al lado opuesto del tálamo.

3. Las Neuronas de Tercer Orden: Conducen impulsos del tálamo al área somatosensorial primaria de la corteza ipsilateral.

En este sentido, las regiones del SNC, donde las neuronas hacen sinapsis con otras neuronas que integran una vía sensitiva o motora particular, se conocen como estaciones de relevo, porque las señales nerviosas son transmitidas de una región del SNC a otra. Por ejemplo, las neuronas de numerosas vías sensitivas hacen sinapsis con neuronas del tálamo; por lo tanto, el tálamo funciona como una estación de relevo importante. Además del tálamo, muchas otras regiones del SNC, incluidas la médula espinal y el tronco encefálico, pueden funcionar como estaciones de relevo.

Por último, los impulsos somatosensitivos ascienden a la corteza cerebral a través de tres vías generales: 1) la vía del cordón posterior-lemnisco medial, 2) la vía anterolateral (espinotalámica) y 3) la vía trigeminotalámica. Mientras que. los impulsos somatosensitivos llegan al cerebelo mediante los tractos espinocerebelosos.

Vías Somatomotoras

Los circuitos nerviosos del encéfalo y la médula espinal organizan todos los movimientos voluntarios e involuntarios. Finalmente, todas las señales excitatorias e inhibitorias convergen en las neuronas motoras que se extienden fuera del tronco encefálico y de la médula espinal para inervar los músculos esqueléticos del tronco. Estas neuronas, conocidas también como neuronas motoras inferiores (NMI), poseen sus cuerpos en el tronco encefálico y la médula espinal. Desde el tronco encefálico, los axones de las NMI transcurren por los nervios craneales para inervar los músculos esqueléticos de la cara y la cabeza.

Posteriormente, desde la médula espinal, los axones de las MNI transcurren por los nervios espinales para inervar los músculos esqueléticos de los miembros y el tronco. Sólo las MNI envían eferencias del SNC a las fibras de músculo esquelético. Por esta razón, también se las conoce como vía final común. Por otra parte, las neuronas de cuatro circuitos nerviosos distintos, pero muy interactivos, denominados colectivamente vías somatomotoras, participan en el control de los movimientos, al enviar aferencias a las neuronas motoras inferiores.

*Neuronas de los Circuitos Locales: Los impulsos aferentes arriban a las neuronas motoras inferiores de interneuronas vecinas, estas neuronas se localizan cerca de los cuerpos de las neuronas motoras inferiores del tronco encefálico y de la médula espinal. Reciben aferencias de los receptores somatosensitivos, como nociceptores y husos musculares, como también de centros encefálicos superiores. Ayudan a coordinar la actividad rítmica de grupos musculares específicos, como la flexión y extensión alternante de los miembros inferiores durante la marcha.

*Neuronas Motoras Superiores (NMS): Tanto las neuronas de los circuitos locales como las neuronas motoras inferiores reciben impulsos de las NMS. La mayoría de estas neuronas hacen sinapsis con neuronas de los circuitos locales que, a su vez, hacen sinapsis con las neuronas motoras inferiores, pero algunas neuronas motoras superiores hacen sinapsis directamente con neuronas motoras inferiores. Las NMS de la corteza cerebral son esenciales para la ejecución de movimientos voluntarios del cuerpo; otras NMS se originan en centros motores del tronco encefálico: el núcleo rojo, el núcleo vestibular, el colículo superior y la formación reticular. Las NMS del tronco encefálico regulan el tono muscular, controlan los músculos de la postura y, además, ayudan a mantener el equilibrio y la orientación de la cabeza y el cuerpo. Tanto los núcleos basales como el cerebelo ejercen influencia sobre las NMS.

*Neuronas de los Núcleos Basales: Estas neuronas contribuyen al movimiento, al enviar aferencias a las neuronas motoras superiores. Los circuitos nerviosos interconectan los núcleos basales con áreas motoras de la corteza cerebral (a través del tálamo) y del tronco encefálico. Estos circuitos ayudan a iniciar y finalizar los movimientos, suprimen los movimientos no deseados y establecen un nivel normal de tono muscular.

*Neuronas Cerebelosas: Estas también contribuyen al movimiento, al controlar la actividad de las neuronas motoras superiores. Los circuitos nerviosos interconectan el cerebelo con áreas motoras de la corteza cerebral (a través del tálamo) y del tronco encefálico. Una función primordial del cerebelo consiste en controlar las diferencias entre los movimientos planificados y los movimientos realmente ejecutados. Después, envía órdenes a las neuronas motoras superiores para reducir los errores de movimiento. De este modo, el cerebelo coordina los movimientos corporales; también ayuda a mantener la postura y el equilibrio normales.

Share:

6 may 2021

Otras Estructuras de la Piel

a) Glándulas Sudoríparas: Son glándulas de secreción externa y producen sudor, compuesto por agua, sales y pequeñas cantidades de urea; además estas glándulas están compuestas por tubos que se enrollan en su base y cuyo extremo da hacia la superficie de la piel, a través de los poros. Además, se encuentran en todo el cuerpo, pero son más abundantes en la planta de los pies, las palmas de las manos, los pliegues de flexión y el área limítrofe a zonas de implantación del pelo

b) Glándulas Sebáceas: Son glándulas de excreción externa de forma arracimada, que producen el sebo. Sin embargo, estas glándulas son menos frecuentes que las sudoríparas, y a diferencia de éstas, no se encuentran en la planta de los pies ni en las palmas de las manos, debido a que su conducto se abre generalmente a un folículo piloso.

c) Pelo: Se distinguen dos partes:

*Folículo Piloso: Es una invaginación epitelial de la epidermis cuyo conducto es corto y el fondo es abultado; además, se une a la papila pilosa, que da origen al pelo. 

*Pelo: Es la formación filiforme producida por la papila pilosa, y que sobre sale de la epidermis. Además, el pelo está formado por escamas, y está distribuido en todo el cuerpo, excepto en las palmas de las manos, las de los pies, los dedos, pezones y labios.

d) Uñas: Son láminas córneas, translúcidas, que se encuentran sobre la falange distal de cada dedo, y que alguna vez perteneció al sistema de defensa del organismo. Cabe destacar, que la uña es producida por una matriz ungueal que se encuentra debajo de la epidermis, detrás de la lúnula; es la media luna blanca que se puede observar en el nacimiento de la uña.

Share:

Autor

Prof. Arnaldo Rodríguez

Educación mención Biología

Etiquetas

Biología ¿Qué es? Anatomía partes estructuras Funciones Tipos contaminación Psicología estructuras receptoras sistema sensorial educación para la salud Salud Teorías sistema nervioso aportes Ecología células sistemas Biografías Características investigación Fisiología aire Histología Vídeos aparato reproductor oído sistema reproductor Consecuencias Medidas Preventivas sistema digestivo snc Importancia aspectos artículos parte interna Clasificación Microorganismos agua componentes inervación núcleos procesos suelo Curiosidades agente contaminante célula ecosistema etapas factores objetivos aparato reproductor femenino aparato reproductor masculino capa de ozono conductismo conductista desventajas enfoque nervios ventajas Causas Vegetal aprendizaje capas cognoscitivismo cognoscitivista diencéfalo encéfalo oído interno piel sistema muscular smog tejido muscular tejidos conductos fibra hormonas humanismo humanista lengua métodos anticonceptivos parte externa transporte celular vías General afectaciones aparato excretor aplicaciones fases fotosíntesis gusto hueso irrigación lago de maracaibo nariz olfato propiedades regulación hormonal riñón sistema óseo suelos degradados Enfermedades aparato digestivo biótico-abiótico bomba sodio y potasio clorofluorocarbonos cloroplastos constructivismo constructivista degradación de suelos disfunción sexual disminución de la capa de ozono energía equilibrio historia implicaciones influencia del smog leyes membrana metodología nefrona neurotransmisores origen principios proteínas psicodinámico psicosocial quimiorreceptor regulación relación roles sistema endocrino sistema esquelético tacto tallo cerebral tejido óseo teoría de la personalidad tgi tronco cerebral tronco encéfalico tubo gastrointestinal tubo digestivo uretra Abraham Maslow Albert Bandura Burrhus Skinner Carl Rogers Charlotte Buhler David Ausubel Edward Thorndike Erik Erikson Evolución Iván Pavlov Jean Piaget Jerome Bruner John Watson Lawrence Kohlberg Lev Vygotsky Sigmund Freud afectación de la energía agua dulce agua superficial aguas urbanas ampolla ampolla del oído ampolla vestibular barrera mecánica barrera natural del lago de maracaibo barrera química bilis bioenergética boca botones gustativos bulbo raquídeo bulbos gustativos cadena de huesecillos cadena transportadora de electrones cadenas alimentarias calidad del aire celular cerebelo cerebro cerebro medio ciclo de calvin ciclo de contracción ciclo de la materia ciclo de vida ciclo del agua ciclo del azufre ciclo del carbono ciclo del fósforo ciclo del nitrógeno ciclo del oxígeno ciclos biogeoquímicos citoplasma clima coacervados coitus interruptus comienzo de la vida comparaciones condicionamiento clásico condicionamiento operante conductos semicirculares conductos vestibulares conexiones contaminantes contracción coordinación cordón espermático corpúsculos criptas gástricas criterios cuerpos de agua célula animal célula vegetal células gliales células neuronales defecación depósito desarrollo cognitivo desarrollo moral desarrollo psicodinámico descomposición desechos metabólicos destrucción de la capa de ozono diferencias difusión disminución de la fertilidad disminución de la fertilidad del sustrato disponibilidad de agua dominios ecosistemas acuáticos ecosistemas artificiales ecosistemas aéreos ecosistemas naturales ecosistemas terrestres endocitosis epidídimo epitálamo equilibrio estático escroto esterilización estructuras gustativas estrés estómago esófago eucariota evitar deterioro exocitosis faringe fertilidad de la tierra fertilidad del sustrato finalidad fisiología de la audición fitohormonas flujo de energía fonorreceptor formación de orina fotofosforilación fotoperiodo fotosistemas fuentes de contaminación ganglios glándula intestinal glándulas de cowper glándulas gástricas glía hipotálamo hipótesis homeostasis hongos hormonas vegetales hígado importancia de la biología impulso nervioso interacción intestino delgado intestino grueso jerarquía laberinto membranoso laberinto óseo lago malaria mecanorreceptor medio ambiente medios mesencéfalo microvellosidades mioneural mitocondria movimientos mundo médula espinal método de billings método de temperatura basal método del ritmo métodos métodos biológicos métodos de barrera métodos definitivos métodos naturales métodos temporales nastia nervio auditivo neuroglia neuroglia del snc neuroglia del spn neuromuscular neuronas niveles tróficos núcleo organelas organelos organulos orina concentrada orina diluida ovarios oviductos oído externo oído medio paludismo papilas gustativas parafilias pared pene peritoneo pirámides ecológicas planta que absorbe smog plantas plexos población postulados potenciales problemas de degradación procariota proceso cognitivo producción productividad productos metabólicos propósito protuberancia anular próstata puente de Varolio páncreas quimiostasis receptores sensoriales reducción de la capa de ozono relajación remodelación residuos de minería resorción ribete en cepillo salinidad del suelo salud del suelo semejanzas seres vivos señalización neuronal sinapsis sistema excretor sistema respiratorio sistema urinario smog en las plantas smog fotoquímico smog sulfuroso sna sne snp sns soluciones soprepastoreo ayuda en los suelos salinos subtálamo suelos en campos suelos salinos sáculo teoría celular teoría del desarrollo humano teoría endosimbiótica teoría watsoniana terminaciones nerviosas termoperiodo testículos tmc tme tml tramas tróficas transcitosis transducciones gustativas transducción transmisión transporte activo transporte de volumen transporte pasivo transporte primario transporte secundario trastornos trompa de eustaquio trompas de Falopio trompas uterinas tronco del encéfalo tálamo túnicas unión unm uréteres utrículo vagina vejiga vellosidades vesícula biliar vesículas seminales vía auditiva vía olfatoria vías biliares vías gustativas órgano de corti órganos otolíticos órganos sensoriales ósmosis