Búsqueda

20 sept 2021

Ampolla

Es la porción dilatada de cada conducto semicircular, en la que hay una pequeña elevación llamada cresta, que tienen forma de silla de montar, y contiene un grupo células, algunas son de sostén y otras ciliadas (neurosensoriales) que se ubican en las dos vertientes de dicha silla, y están compuestas de 50-100 estereocilios y un quinocilio que se sitúa en el vértice, es decir, se encuentra en la situación cupular más próxima al utrículo en el canal semicircular horizontal y en la posición más alejada en los otros dos canales. En este sentido, cubriendo la cresta se encuentra una sustancia gelatinosa rica en mucopolisacáridos, llamada cúpula, que cierra herméticamente el espacio entre la cresta y el techo de la ampolla. 

Share:

15 sept 2021

Fisiología del Equilibrio Estático

Dado que la membrana otolítica se encuentra sobre la parte superior de la mácula, si se inclina la cabeza hacia adelante, esta membrana (axial, como los otolitos) es atraída por la gravedad, se desliza hacia abajo sobre las células ciliadas en la dirección en la que se produjo la inclinación e inclina, a su vez, los haces de cilias. En cambio, en posición sedente en un automóvil que repentinamente se mueve hacia adelante, la membrana otolítica se retrasa con respecto al movimiento de la cabeza, empuja los manojos de cilias y hace que éstas se  inclinen en la dirección contraria. 

Por lo tanto, las aceleraciones o desaceleraciones lineales en los 3 planos del espacio son el estímulo más eficaz detectado por las máculas otolíticas, y son las células ciliadas de las máculas las encargadas de transformar la energía mecánica, producida por el movimiento, en señales nerviosas. En este sentido, la actividad de las estas células está determinada por su polarización morfofuncional u organización ciliar, que es distinta en el utrículo y en el sáculo. 

En la posición de reposo, los canales de K+ no están totalmente cerrados, están abiertos ~10-20%, y esto se puede atribuir a la tensión normal de reposo de los tip links. Pero, durante la aceleración de la cabeza, la membrana otolítica se mueve con respecto a las células ciliadas maculares, produciendo una deflexión (desviación de dirección) de los cilios  que aumenta la tensión de los tip links acercándolos al quinocilio, y provocando una excitación de las mismas, por lo tanto, el haz ciliar es el responsable de la transducción sensorial.

En este sentido, el acercamiento de los estereocilios produce la apertura de los canales de K+, ocasionando que este ión entre a la célula incrementando la despolarización de la misma hacia su polo basal, causando así la apertura de canales de Ca2+ dependientes de voltaje, y una vez aumentando el calcio intracelular provocará la liberación del neurotransmisor de las vesículas que rodean la barrera sináptica, que de acuerdo a evidencias experimentales es el glutamato. De este modo, la flexión de los estereocilios hacia el quinocilio, provoca un aumento de la tasa de estimulación neural, este aumento es proporcional a la magnitud del estímulo.

Sin embargo, al alcanzar el movimiento una velocidad constante, no existe ya un desfase entre el movimiento de cilios ni excitación de las células; pero, cuando el movimiento de la cabeza se desacelera, de nuevo existe un desfase entre el movimiento de las células maculares y de la membrana otolítica, sufriendo los cilios una deflexión en sentido contrario al quinocilio, por lo que los canales de K+ se cerrarán, ocasionando una reducción en la liberación de aminas neurotransmisoras y una reducción en la tasa de estimulación neural hasta que la desaceleración cesa.

A medida que las células ciliadas se despolarizan y repolarizan, liberan neurotransmisores con mayor o menor frecuencia. Las células ciliadas hacen sinapsis con neuronas sensitivas de primer orden en el ramo vestibular del nervio vestibulococlear (VIII). Estas neuronas descargan impulsos con un ritmo lento o rápido, según la cantidad de neurotransmisor presente. Las neuronas eferentes también hacen sinapsis con las células ciliadas y con las neuronas sensitivas y, evidentemente, regulan la sensibilidad de unas y otras.

Es importante mencionar, que las células ciliadas solamente son estimuladas por movimientos longitudinales y nunca por movimientos en sentido lateral ni por compresión. Las células ciliadas de los receptores otolíticos, no sólo están activas en movimiento sino que mantienen una actividad eléctrica espontánea en reposo, constante e intensa, existiendo una descarga continua de potenciales de acción en las fibras de los nervios vestibulares. Esta actividad continua está producida por el efecto excitador permanente de la fuerza de la gravedad sobre las máculas, sufriéndose una desaferenciación en la ingravidez. Esta actividad de base contribuye al mantenimiento del tono muscular en reposo y al mantenimiento de la postura además de ser un eficaz sistema para detectar la polaridad de las respuestas (positiva-aceleración y negativa-desaceleración) y excelente para mantener menores umbrales de excitación del receptor.

Share:

10 sept 2021

Órganos Otolíticos

Utrículo

Es el órgano otolítico de mayor tamaño mide 2.2 x 2.2mm en los seres humanos, parece una pequeña vesícula, aplanada transversalmente adherida a la fosita semiovoídea y se relaciona con el mantenimiento del equilibrio; además se comunica con los canales semicirculares, puesto que estos parte del utrículo.

Sáculo

Está situado por debajo del utrículo, es una pequeña vesícula redondeada adherida a la fosita hemisférica, y se relaciona con el mantenimiento del equilibrio; además se comunica con el caracol.

No obstante, ambas estructuras tienen forma de saco y su tamaño varía entre especies, sus paredes presentan una pequeña región engrosada especializada denominada mácula, tiene forma de riñón que se encuentra en el plano horizontal de la cabeza, está compuesta por un epitelio sensorial ciliado, está dividida en dos partes por la estriola, es de acotar que, la estriola de cada órgano otolítico está curvada, por lo tanto las células ciliadas están orientadas en todas las direcciones. Además, las máculas de estas 2 estructuras son perpendiculares entre sí y tienen dos tipos de células que son ciliadas y de sostén.

En otro orden de ideas, considerando al ser humano en bipedestación, las máculas del sáculo se encuentran situadas en un plano vertical, mientras que, las máculas del utrículo están situadas en un plano horizontal. Asimismo, en el utrículo las células ciliadas a cada lado de la estriola están polarizadas en sentido hacia ella (kinocilio en dirección a la estriola), mientras que en el sáculo están polarizadas en sentido opuesto (kinocilio en dirección opuesta a la estriola). En otras palabras, en el utrículo el quinocilio se encuentra en la zona celular más cercana a la estriola, pero en sáculo se encuentra en la porción más alejada a la misma.


Funciones

*Actúan como receptores del Equilibrio Estático.

*Suministran información sensitiva acerca de la posición de la cabeza en el espacio.

*Son esenciales para el mantenimiento de la postura y el equilibrio.

*Contribuyen a algunos aspectos del equilibrio dinámico, puesto que, detectan la aceleración y la desaceleración lineal en los tres planos del espacio, es decir, las sensaciones que se experimentan en un ascensor o en un automóvil, cuando aumentan o disminuyen su velocidad.

*El estímulo más efectivo para estos receptores es la aceleración lineal producida en el plano paralelo a la mácula, aunque en menor medida pueden ser estimuladas por las fuerzas gravitatorias y por las aceleraciones de traslación, centrífugas y centrípetas. 

*Las máculas del sáculo captan de forma eficaz las aceleraciones de los movimientos cefálicos de ascenso y descenso, y por lo tanto de las fuerzas gravitatorias, también se le atribuye una función inmunoprotectora del laberinto, observándose en él abundantes linfocitos. Por otro lado, las máculas del utrículo, capta las aceleraciones lineales laterales y ventro-dorsales así como las inclinaciones de la cabeza.

Share:

5 sept 2021

Vía Auditiva

El movimiento de las estereocilias de las células ciliadas del órgano espiral provocan la liberación de un neurotransmisor (probablemente el glutamato), que genera impulso nerviosos en las neuronas sensitivas que inervan a las células ciliadas. Los cuerpos neuronales de las neuronas sensitivas se localizan en los ganglios espirales. Los impulsos nerviosos viajan a través de los axones de estas neuronas, que forman el ramo coclear de cada nervio vestibulococlear (VIII).

Estos axones hacen sinapsis con las neuronas en los núcleos cocleares en el bulbo raquídeo. Algunos axones que salen del núcleo coclear se cruzan en el bulbo raquídeo, ascienden en un tracto llamado menisco lateral del lado opuesto, y terminan en el colículo inferior en el mesencéfalo, mientras que, otros axones que parten de los núcleos cocleares terminan en el núcleo olivar superior en la protuberancia, donde, ligeras diferencias en el tiempo de arribo de los impulsos provenientes de uno y otro oído a los núcleos olivares permiten localizar en el espacio la fuente del sonido.

Sin embargo, desde los núcleos cocleares y los núcleos olivares, los axones ascienden hacia el colículo (tubérculo cuadrigémino) inferior del mesencéfalo y después hacia el cuerpo geniculado medial del tálamo. Desde aquí, las señales auditivas se proyectan hacia el área auditiva primaria del giro temporal superior de la corteza cerebral, donde tiene lugar la percepción del sonido. Puesto que, muchos axones auditivos se entrecruzan en el puente mientras que otros permanecen del mismo lado, las áreas auditivas primarias derecha e izquierda reciben impulsos nerviosos de ambos oídos.

Share:

31 ago 2021

Fisiología de la Audición

1) El pabellón de la oreja recoge y concentra las ondas sonoras y  las dirige sin distorsión hacia el conducto auditivo externo hasta llegar al tímpano.

2) Cuando las ondas sonoras chocan contra la membrana timpánica, las variaciones de presión hacen que vibre hacia adelante y hacia atrás. La distancia a la que se mueve es muy pequeña.

3) El área central de la membrana timpánica se conecta y a su vez mueve a la cadena de huesecillos, esta vibración se transmite del martillo al yunque y luego al estribo. Debido a que éstos están unidos por pequeñísimos ligamentos, que pueden relajarse o contraerse de acuerdo a la intensidad de la onda, por lo que puede regular el paso del sonido; además, la cadena de huesecillos conduce mecánicamente las sondas sonoras hasta las cavidades mastoideas que refuerzan o amplían los sonidos. En este sentido, la presión sobre las dos caras de la membrana del tímpano se iguala mediante la trompa de Eustaquio.

4) El estribo se pone en contacto con la ventana oval,  el cual las vibraciones hace que se mueva de adelante y hacia atrás.

5) El movimiento de la ventana oval establece ondas de presión en la perilinfa de la cóclea. Cuando la ventana oval se abomba hacia adentro, moviliza la perilinfa de la rampa vestibular.

6) Las ondas de presión se transmiten desde la rampa vestibular hacia la rampa timpánica y luego hacia la ventana redonda.

7) A medida que las ondas de presión deforman las paredes de la rampa vestibular y de la rampa timpánica, también empujan a la membrana vestibular hacia adelante y hacia atrás, y crean ondas de presión en la endolinfa dentro del conducto coclear.

8) Las ondas de presión en la endolinfa generan vibraciones en la membrana basilar, que a su vez, llevan a las células ciliadas del órgano espiral contra la membrana tectorial. La inclinación de las estereocilias en las células ciliadas da origen a la transducción auditiva, la cual genera potenciales receptores que, por último, conducen a la generación de impulsos nerviosos.

9) El cual viajan por el ramo coclear, al nervio craneal VIII (auditivo), luego al bulbo raquídeo, pasa por el mesencéfalo, después al tálamo y por último llega a la corteza cerebral, la cual es la traducción de los impulsos nerviosos a sonidos.

Curiosidades

1) El movimiento del tímpano depende de la intensidad y la frecuencia de las ondas sonoras.

2) La ventana oval vibra aproximadamente 20 veces más fuerte que la membrana del tímpano.

3) Las ondas sonoras de diversas frecuencias producen vibraciones de distinta intensidad en las diversas regiones de la membrana basilar.

4) Los sonidos más fuertes también pueden estimular a una cantidad mayor de células ciliadas.

Share:

21 ago 2021

Órgano de Corti

Es una lámina enrollada de células epiteliales, con células de sostén (células falángicas y pilares) y alrededor de 16.000 células ciliadas, que son los receptores para la audición. En este sentido, hay dos grupos de células ciliadas: 

*Las células ciliadas internas: Están distribuidas en una sola hilera y conectadas al nervio auditivo, son las responsables de enviar la información al cerebro y responden a estímulos intensos.

*Las células ciliadas externas: Se disponen en tres hileras, reciben información de las células internas y del cerebro y responden a estímulos de poca intensidad, jugando además un rol de filtro modulador.

No obstante, en la zona apical de cada célula ciliada hay un haz de cilias, constituida por entre 40 y 80 estereocilias, que se extiende en de la endolinfa del conducto coclear, es decir, que sobresalen hacia la endolinfa de la escala media y son sensibles a los estímulos mecánicos. A pesar de su nombre, las estereocilias son en realidad microvellosidades largas, parecidas a un pelo, que se distribuyen en varias hileras de diferente altura. Por otro lado, está situado sobre la membrana basilar de la cóclea, a los largo de los 33 mm de su trayecto espiral.

Share:

11 ago 2021

Nervio Auditivo

Es el que conecta el oído al tallo cerebral, transmitiendo los impulsos nerviosos desde las células pilosas en el oído interno hasta el cerebro, donde se realiza realmente la percepción auditiva; y está compuesto por:

*El Ramo Vestibular: Se subdivide en tres ramas: 

1) Nervio vestibular superior: Está compuesto por la reunión de los nervios de los conductos semicirculares vertical y horizontal, y del nervio utricular, emergiendo a través de la fosa vestibular.

2) Nervio vestibular inferior o sacular: Está compuesto por fibras procedentes del nervio sacular, y se introduce en el conducto auditivo interno por la fosa vestibular inferior.

3) Nervio ampular posterior: Se introduce en el conducto auditivo interno por la cara posteroexterna.

En este orden de ideas, estos nervios ampollares, utriculares y saculares, formados tanto por neuronas sensitivas de primer orden como por neuronas motoras que hacen sinapsis con los receptores del equilibrio. Las neuronas sensitivas de primer orden transmiten la información sensitiva desde los receptores, y las neuronas eferentes conducen señales de retroalimentación a los receptores, aparentemente, para modificar la sensibilidad de éstos. No obstante, en el fondo del conducto auditivo interno, el nervio presenta un ensanchamiento que corresponde al ganglio vestibular o de Scarpa, en el que se localizan los cuerpos celulares de las neuronas sensitivas. Y su, función es la de transportar la información sobre el equilibrio.

*El Ramo Coclear: En sus extremos basales, tanto las células ciliadas internas como las externas hacen sinapsis con neuronas sensitivas de primer orden y con neuronas eferentes. Asimismo, los cuerpos celulares de las neuronas sensitivas se localizan en el ganglio espiral, y a pesar de que la relación numérica entre las células ciliadas externas e internas es de 3 a 1, las células ciliadas internas hacen sinapsis con entre el 90 y el 95% de las neuronas sensitivas de primer orden, en el nervio coclear, que retransmiten la información auditiva al cerebro. En contraste, el 90% de las neuronas motoras del nervio coclear hacen sinapsis con las células ciliadas externas. La membrana tectorial, que es una membrana gelatinosa y flexible, cubre las células ciliadas del órgano espiral. En realidad, los extremos de las estereocilias de las células ciliadas están incluidas en la membrana tectorial, mientras que los cuerpos de estas células descansan sobre la membrana basal. Y su función es la de transportar la información sobre el sonido.

Share:

1 ago 2021

Laberinto Membranoso

Es una sucesión de sacos y conductos dentro del laberinto óseo con la misma forma de éste. Asimismo, dentro de este se encuentra el espacio endolinfático, que está revestido por epitelio y contiene la endolinfa, cuya composición iónica corresponde a la del interior celular; cuyo nivel de iones de potasio (K+) es anormalmente alto para un líquido extracelular y desempeña una función importante en la generación de las señales auditivas. 

En este sentido, el espacio endolinfático del órgano auditivo y del equilibrio se comunican entre sí por el conducto de reuniens, que es aquel que conecta la parte inferior del sáculo al conducto coclear cerca de su extremidad vestibular. Además, el conducto utriculosacular también llamado ductus utriculosaccularis, es un pequeño conducto que sirve de unión entre el utrículo y el sáculo. Seguidamente, se encuentra el conducto endolinfático, una estructura anatómica de forma tubular alarga y delgada que se encuentra situada en el oído interno, el cual parte del conducto utriculosacular y se dirige hacia atrás y arriba atravesando el acueducto vestibular para desembocar en un fondo de saco que se llama saco endolinfático, que es bolsa epidural en donde se reabsorbe la endolinfa, ubicada junto a la cara posterior de la porción petrosa, es decir, en el hueso temporal del cráneo, donde entra en contacto con la duramadre. En otro sentido, el saco endolinfático es una cavidad llena de líquido conectada al resto del oído interno por un conducto endolinfático por el cual circula la endolinfa.

Share:

25 jul 2021

Laberinto Óseo

Es la zona de la porción petrosa del hueso temporal en la que se encuentra el sistema de laberintos membranosos; y está constituido por cavidades en el hueso temporal, divididas en tres áreas: 

a) Conductos Semicirculares: Son tres tubitos cilíndricos arqueados que forman dos tercios de una circunferencia, es decir semicírculos, y cada conducto mide casi 1,5 mm de diámetro, excepto en un extremo donde se observa un ensanchamiento, la ampolla; además estos están implantados en el vestíbulo y situados en tres planos rectangulares del espacio, de manera que el plano de cada uno de ellos forma con el de los otros dos un ángulo de 90 grados. De esta forma, son capaces de detectar los movimientos de aceleración angular en los 3 planos del espacio y los componentes vectoriales derivados de estos. Según las tres dimensiones del espacio:

*Conducto Semicircular Anterior: También es llamado superior, su extremo anteroexterno desemboca en la porción superior y externa del vestíbulo, su otro extremo se une con la parte superior del conducto óseo para formar la rama ósea común. Se sitúa en el plano frontal, casi perpendicular al eje del peñasco.

*Conducto Semicircular Posterior: Su extremo dilatado desemboca en la parte inferior del vestíbulo y su extremo superior desemboca en la rama ósea común. Se sitúa en un plano sagital.

*Conducto Semicircular Lateral: También es llamado horizontal o externo, su extremo anterior dilatado desemboca en el ángulo superior y externo del vestíbulo debajo de la ventana oval, su extremo posterior desemboca debajo del orifico de la rama ósea común. Se encuentra situado en el plano horizontal, cuando el sujeto se encuentra en bipedestación y con la cabeza alineada con el tronco, esta posición es teórica pues realmente se encuentra levemente inclinado caudalmente 25º respecto a la horizontal.

Cabe destacar, que los conductos se disponen en tres planos perpendiculares entre sí: los canales semicirculares anterior y posterior están orientados verticalmente y el lateral es horizontal; esto les permite detectar la aceleración y desaceleración angulares, dan la noción del espacio y, por lo tanto, contribuyen al mantenimiento del Equilibrio Dinámico. Por otro lado, los sectores del laberinto membranoso que se encuentran dentro de los conductos semicirculares óseos son los conductos semicirculares membranosos, estas estructuras se conectan con el utrículo del vestíbulo.

Por otro lado, los canales semicirculares desembocan en el vestíbulo por sus dos extremos, de los que uno, denominado la ampolla, tiene doble diámetro que el otro y es donde residen los receptores de movimiento angular, las crestas ampulares.

b) Vestíbulo: Es la porción central oval del laberinto óseo que contienen receptores para el equilibrio; está ubicado dentro de la cavidad timpánica, detrás del caracol y delante de los conductos semicirculares óseos, en su pared externa presenta la abertura de la ventana oval y en su parte anterior se haya la fosita semihemisférica. Por otra parte, detrás de ella está la cresta vestibular y su reborde rodea una depresión llamada fosita coclear que esta perforada por varios orificios que permiten el paso de las fibras del nervio auditivo que se dirigen al extremo del conducto coclear. Además el laberinto membranoso, en el vestíbulo, consta de dos sacos denominados Órganos Otolíticos.

c) La Cóclea: Contiene receptores para la audición, el cual, es un conducto óseo con forma de tubo enrolladlo (espiral) de 3 cm de largo que se asemeja a la concha de un caracol y da casi tres vueltas alrededor de un núcleo óseo central denominado columela. Asimismo, corresponde a un conducto membranoso cubierto por una fina capa de hueso laminar, en el hueso temporal. Debido a que es un sistema de tubos enrollados, un corte a través de la cóclea revela que ésta se divide en tres conductos uno al lado del otro denominados:

*El Conducto Coclear: También llamado rampa coclear o media es una continuación del laberinto membranoso dentro de la cóclea; está lleno de endolinfa.

*El Conducto Vestibular: También llamado rampa vestibular o superior está situado por encima del coclear y se relaciona con la ventana oval mediante el vestíbulo.

*El Conducto Timpánico: También llamado rampa timpánica o inferior se encuentra  por debajo del vestibular y termina en la ventana redonda.

Características de las rampas

Por otra parte, este laberinto está revestido por periostio y su espacio hueco conforma el espacio perilinfático, que está relleno de perilinfa, cuya composición corresponde a un ultrafiltrado de la sangre, por ende, es un líquido que tiene una composición química similar a la del líquido cefalorraquídeo y rodea el laberinto membranoso.

Share:

15 jul 2021

Oído Interno

Se encuentra dentro del hueso temporal del cráneo y aloja los receptores de la audición y el equilibrio; es la parte más esencial del oído,  debido a que en él se realiza la transformación de las ondas sonoras en impulso nervioso. También se le denomina laberinto por su complicada serie de conductos, y estructuralmente, consiste en dos divisiones principales:



Laberinto Óseo

Laberinto Membranoso

En pocas palabras, el oído interno contiene el órgano vestibulococlear, que es el encargado de captar el sonido y mantener el equilibrio; asimismo, consiste en un sistema de laberintos membranosos, con endolinfa en su interior y perilinfa alrededor, lo que permite que quede suspendido dentro del laberinto óseo, al que está laxamente unido por fibras de tejido conectivo. Cabe destacar, que la importancia de la endolinfa y la perilinfa, es que son líquidos que transportan ondas a los órganos de la audición y el equilibrio.

Share:

5 jul 2021

Oído Medio

Es una pequeña cavidad llena de aire, localizada en el hueso temporal y cubierto por epitelio; no obstante, es un conducto estrecho que se extiende unos quince milímetros en un recorrido vertical y otros quince en recorrido horizontal. Es el responsable de la conducción de las ondas sonoras hacia el oído interno. 

Partes

1) Cadena de Huesecillos: Se extiende a través del oído medio y están adheridos a éste por ligamentos, y está compuesto por tres pequeños huesos que están conectados unos con otros por medio de articulaciones sinoviales, que tienen como función regular la intensidad de las ondas sonoras y pasarla al oído interno. Por otra parte, de acuerdo con su forma, se clasifican en:

a) Martillo: Es el primero de la cadena de huesillos, está en contacto con el tímpano mediante el manubrio (mango) y la cabeza se articula con el cuerpo del yunque, también, presenta un cuello, un umbus y dos apófisis, una lateral y otra anterior. Por otra parte, sirve como una conexión que recibe las ondas sonoras, por lo que, está conectando al oído medio con la faringe y transmite las vibraciones sonoras al yunque, mediante la articulación incudomalear. 

b) Yunque: Su cuerpo se encuentra ubicado en el receso epitimpánico, el cual se articula con la cabeza del martillo, y su rama larga con la cabeza del estribo. Además, la rama larga se ubica en forma paralela al manubrio del martillo y su rama corta se conecta con la pared posterior de la cavidad timpánica, a través de un ligamento.

c) Estribo: Es el hueso más pequeño del cuerpo humano y consta de una base, un asa en forma de herradura y una cabeza, asimismo se articula por un lado con el yunque y está adherido en condiciones normales a la ventana oval del oído interno. El músculo del estribo esta inervado por el séptimo par craneal (facial).

Asimismo, esta cadena de huesillos son movidos por dos músculos esqueléticos especiales que son: 

*El músculo tensor del tímpano, inervado por el ramo mandibular del nervio trigémino (V nervio craneal), limita los movimientos y aumenta la tensión de la membrana timpánica para evitar que se produzcan daños en el oído interno por los ruidos fuertes.

*El músculo estapedio o del estribo, inervado por el nervio facial (VII), es el músculo esquelético más pequeño del cuerpo humano; este atenúa las vibraciones muy pronunciadas que se producen en el estribo por los ruidos de gran intensidad y protege de esta forma la ventana oval, pero también disminuye la sensibilidad auditiva.

2) Trompa de Eustaquio: También nombrada como trompa auditiva (faringotimpánica), la cual, es una abertura en pared anterior del oído interno, es decir, del hueso temporal, el cual está constituida tanto por hueso como por cartílago hialino, y conecta el oído medio con la nasofaringe (porción superior de la garganta). En este sentido, permite al oído graduar la presión interna de acuerdo con la presión atmosférica. Cabe destacar, que normalmente permanece cerrada por su extremo interno (faríngeo), abriéndose en forma refleja durante la acción de tragar o de bostezar, el cual permite que el aire pueda salir del oído medio o ingresar en éste, hasta que su presión se equilibre con la presión atmosférica.

Se puede acotar, que casi todos nosotros hemos percibido una especie de chasquido cuando las presiones se igualan. Cuando las presiones están equilibradas, la membrana del tímpano vibra libremente, en respuesta a las ondas sonoras que la alcanzan. Pero, si las presiones no se igualan, se puede producir un dolor intenso, dificultades en la audición, zumbidos en el oído y vértigo. Por otro lado, la trompa auditiva también es una vía que suelen utilizar diferentes microorganismos patógenos para desplazarse desde la nariz y la garganta hasta el oído medio, donde causan el tipo más frecuente de infección del oído que es Otitis media.

3) Ventana Oval: Es una abertura situada en la pared interna de la caja del tímpano que comunica ésta con el vestíbulo del oído interno, sobre ella descansa la base del estribo que comunica las vibraciones procedentes de la membrana timpánica -vía martillo y yunque- hacia la perilinfa y endolinfa del oído interno y a las células del órgano de Corti, dando lugar a la sensación acústica.

4) Ventana Redonda: Es una abertura situada directamente debajo de la ventana oval en la pared interna de la caja del tímpano que comunica con el caracol, y se halla recubierta de una fina membrana elástica (membrana timpánica secundaria) que permite la vibración de los líquidos del oído interno provocado por el impulso de las ondas sonoras. 

5) Cavidades Mastoideas: Son pequeñas excavaciones que se encuentran en la porción mastoideas del hueso temporal, su función es reforzar la audición del sonido; y están llenas de aire.

Share:

30 jun 2021

Oído Externo

Es la parte más externa del oído, y está situado en el hueso temporal del cráneo; y está diseñado estructuralmente para el proceso de audición, puesto que recoger las ondas sonoras y las dirige hacia el interior.

Partes

a) El Pabellón Auricular: Es un cartílago plano elástico que tiene la forma del extremo de una trompeta y está cubierto por piel gruesa. Compuesto por hélix o borde exterior replegado, antihélix o eminencia central del pabellón que termina en una elevación llamada antitrago, concha o parte centrar y lóbulo, que es la parte inferior. Es de mencionar, que  el pabellón auricular está unido a la cabeza por ligamentos y músculos, y su función es recibir las ondas sonoras y conducirlas al conducto auditivo.

b) Conducto (meato) Auditivo Externo: Es un conducto curvo de aproximadamente 1,5 a 2,5 cm de largo que se encuentra en el hueso temporal; posee folículos pilosos (pelos) y glándulas sudoríparas especializadas: glándulas sebáceas o ceruminosas (productoras de cera o cerumen) y glándulas de ovillo que son las glándulas que dan color a la cera; estos impiden el paso de polvo y otros cuerpos extraños hacia el interior. Por otro lado, su función es conducir las ondas sonoras recibidas por el pabellón hacia el tímpano.

c) Tímpano o Membrana Timpánica: Es un tabique fino y semitransparente, interpuesto entre el conducto auditivo externo y el oído medio. La membrana del tímpano está cubierta por epidermis y revestida por epitelio plano simple, entre las capas epiteliales hay tejido conectivo compuesto por colágeno, fibras elásticas y fibroblastos. Y su función es transmitir las vibraciones a la cadena de huesecillos.

Share:

20 jun 2021

Vías Gustativas

Tres nervios craneales contienen los axones de las neuronas gustativas de primer orden que inervan los botones gustativos. El nervio facial (VII) inerva los botones gustativos de los dos tercios anteriores de la lengua; el nervio glosofaríngeo (IX) inerva los del tercio posterior de la lengua y el nervio vago (X) inerva los botones gustativos presentes en la garganta y la epiglotis. Desde los botones gustativos, los impulsos nerviosos se propagan a lo largo de esos nervios craneales hasta el bulbo raquídeo, desde allí algunos de los axones que transportan señales del gusto se proyectan hasta el sistema límbico y el hipotálamo; otros hacia el tálamo. Las señales del gusto que se proyectan desde el tálamo hasta el área gustativa primaria en el lóbulo parietal de la corteza cerebral posibilitan la percepción consciente del gusto.


Share:

10 jun 2021

Fisiología del Gusto

Para recibir un sabor se requiere estimular las células receptoras del gusto o corpúsculos gustativos, porque son los receptores del sabor y están ubicados alrededor de las papilas gustativas; y una vez estimulado el corpúsculo gustativo se inicia el impulso nervioso que es conducido por las terminaciones sensitivas hasta las vías gustativas; y a través de ellas van a la médula espinal, el tálamo y de allí al cerebro, donde en el lóbulo parietal de la corteza, se emite como respuesta la sensación gustativa.

Por otra parte, para poder estimular el corpúsculo gustativo la sustancia a saborear debe ser soluble en la saliva y su temperatura debe ser entre 20 y 30 ºC para crear un estímulo gustativo, puesto que a temperaturas más elevadas solo se registra como sensación térmica. Además, para la captación del sabor es necesario que el sentido del olfato este sano, porque los alimentos desprenden gases que estimulan a la pituitaria, desencadenando una sensación olfativa que refuerza a la sensación gustativa. Es por ello, que cuando se prueba un alimento con la nariz tapada, se puede notar que la intensidad del sabor disminuye, debido a que la pituitaria no está suficientemente estimulada por los gases de la comida, por lo que estos dos sentidos están relacionados uno al otro.

Por último, hay varias células encargadas de captar los sabores en la lengua, el cual, tienen su propio mecanismo de transducción gustativa, que pueden tener o no cierta similitud en dicho proceso.

Transducciones Gustativas

Sabor Dulce


Sabor Salado


Sabor Ácido

Sabor Amargo


Share:

1 jun 2021

Estructuras Gustativas

1) Papilas Gustativas: Son un conjunto de receptores sensoriales que constituyen las unidades gustativas y están situadas en la mucosa y cada una consta de un grupo de células sensitivas en forma de barril, conectadas a las neuronas; donde su función es captar los distintos sabores (dulce, salado, amargo, ácido, entre otros). 

Tipos

a) Caliciformes o Circunvaladas: Tienen forma de cáliz formando una “V lingual” abierta hacia adelante, son las más grandes y menos numerosas de 7 a 12; y están situadas en la parte posterior cerca de la base de la lengua, y perciben principalmente el sabor amargo. Cada una de estas papilas aloja entre 100 y 300 botones gustativos, que se localizan en las criptas o surcos que forman las papilas, principalmente en su cara interna. Sin embargo, el número de botones gustativos depende de la edad presentando alrededor de 270 en el recién nacido y descendiendo aproximadamente al centenar en individuos mayores de 75 años.

b) Fungiformes: Son elevaciones que tienen forma de hongo, se distribuyen fundamentalmente en la cara dorsal de la lengua, especialmente en los bordes y la punta, su color rojizo es debido a la multitud de vasos sanguíneos, y son algo visibles. Su número puede alcanzar entre 150 y 200 en total, son sensibles a los sabores ácidos, dulces y salados. Constan de 3 a 12 botones gustativos que se abren en la cima de dichas papilas

c) Coroliformes o Foliadas: Ocupan la mayor parte de la superficie lingual; se localizan en pequeños surcos o pliegues dispuestos verticalmente en los bordes laterales de la lengua, por delante del pilar amigdalino anterior. No obstante, se pueden ver a simple vista en forma de pequeñas elevaciones cilíndricas o cónicas, de cuyo vértice salen una serie de prolongaciones filamentosas parecidas a un pincel, y tienen una función táctil y térmica al igual que las Filiformes. La mayoría de sus botones gustativos se degeneran en la infancia temprana, por lo que, varían también con la edad siendo rudimentarias en el adulto mientras en el recién nacido y en el niño son evidentes.

Se puede mencionar, otro tipo de papila, las cuales son las Filiformes, que son formaciones cónicas con estructuras alargadas y muy finas que tienen aspecto de pequeñas agujas, están dispuestas en series paralelas que cubren aproximadamente los dos tercios anteriores del dorso de la lengua. Es de acotar, que generalmente no contienen botones gustativos, por lo que, no son papilas principalmente gustativas, sino táctiles, puesto que en su interior se encuentran corpúsculos de Krause, el cual permite captar la temperatura. También, aumentan la fricción entre el alimento y la lengua y hace que ésta pueda mover dichos alimentos más fácilmente en la cavidad bucal.

       

2) Bulbos o Botones Gustativos: Son receptores ovalados en forma de yema, de aproximadamente 0,03 cm de diámetro, que ayudan a percibir el sentido del gusto; y están formados por un grupo de células que rodean una pequeña cavidad con un orificio en la superficie de la lengua llamado poro gustativo, y responde a uno de los cinco estímulos primarios del sabor (dulce, salado, amargo, ácido o agrio y unami). Asimismo, la lengua posee cerca de 10.000 mil bulbos gustativos aproximadamente; y además, estos están formados por 3 tipos de células epiteliales que son: 

*Células Sostén: Son las que rodean a alrededor de 50 células receptoras del gusto en cada botón.

*Células Receptoras del Gusto: Poseen una microvellosidad larga, denominada cilio gustativo, se proyecta desde cada célula receptora hacia la superficie externa a través del poro gustativo, un orificio del botón. Estas células en su base hacen sinapsis con las dendritas de las neuronas de primer orden, que forman la primera parte de la vía gustativa; las dendritas de cada neurona de primer orden se ramifican profusamente y toman contacto con muchas células receptoras del gusto localizadas en diversos botones gustativos.

*Células Basales: Son células madre situadas en la periferia del botón gustativo cerca de la capa de tejido conectivo, producen células de sostén, que luego se diferencian en células receptoras del gusto, cada una de las cuales tiene una vida de aproximadamente 10 días. 

Por otro lado, cada botón esta inervado por alrededor de 50 fibras nerviosas y, a la inversa, cada fibra nerviosa recibe información de entrada, en promedio, de 5 botones. Y si el nervio sensorial se corta, los botones gustativos que él inerva degeneran y, por ultimo desaparecen, sin embargo, si el nervio se regenera las células vecinas resultan organizadas en nuevos botones. Por otra parte, estos se encuentran en elevaciones de la lengua denominadas papilas, que le confieren una textura rugosa a su superficie dorsal, por lo que están contenidos en los 3 tipos de papilas.

Share:

30 may 2021

Fisiología del olfato

El aire pasa por las fosas nasales, luego llega a la pituitaria roja o respiratoria que tiene una gran cantidad de vasos sanguíneos, después pasa por la pituitaria amarilla u olfativa, que tiene gran cantidad de terminaciones, de las cuales cada célula proyecta una dendrita que sobresale en la mucosa y posee un cilindro-eje que atraviesa el etmoides por la parte llamada lámina cribosa llegando al bulbo olfatorio, y es aquí donde el aire es transformado en impulso nervioso el cual es dirigido al cerebro por medio del nervio olfatorio. Asimismo, cuando el impulso llega al cerebro se produce la sensación olfativa y el centro nervioso elabora una respuesta adecuada a la situación creada por la presencia del estímulo químico.

Por otro lado, la transducción olfativa ocurre en los cilios olfatorios que se proyectan desde las dendritas, las sustancias que generan olor son los odorantes. Asimismo, en la recepción olfatoria se produce un potencial generador y desencadena uno o varios impulsos nerviosos; el umbral es bajo y la adaptación de los olores es rápida, los axones de los receptores olfatorios forman un nervio olfatorio (I) que transporta los impulsos nerviosos hacia vías olfatorias del bulbo olfatorio y luego a la corteza cerebral.

Share:

22 may 2021

Vía olfatoria


A cada lado de la nariz se extienden, a través de unos 20 orificios olfatorios en la lámina cribosa del hueso etmoides, haces de axones delgados y amielínicos provenientes de los receptores olfatorios. Estos 40 haces de axones forman juntos los nervios olfatorios (I par craneal) izquierdo y derecho, que terminan en el cerebro en un par de masas de sustancia gris llamadas bulbos olfatorios, que se encuentran debajo de los lóbulos frontales y laterales a la apófisis crista galli del etmoides. 

En este orden de ideas, dentro de los bulbos olfatorios, las terminaciones axónicas de los receptores olfatorios (las neuronas de primer orden) hacen sinapsis con las dendritas y cuerpos celulares de las neuronas de segundo orden en la vía olfatoria. Por lo que, los axones de las neuronas del bulbo olfatorio se extienden en sentido posterior y constituyen el tracto olfatorio. Por otra parte, algunos de los axones del tracto olfatorio se proyectan hacia el área olfatoria primaria, localizada en la superficie inferior y medial del lóbulo temporal, y es el sitio donde comienza la percepción consciente del olor.

En consecuencia, las sensaciones olfatorias son las únicas sensaciones que llegan a la corteza cerebral sin hacer sinapsis previa, en el tálamo. Por otro lado, otros axones del tracto olfatorio se proyectan hacia el sistema límbico y al hipotálamo, y de estas conexiones dependen nuestras respuestas emocionales y evocadas por la memoria a los olores. Algunos ejemplos son la excitación sexual que produce oler ciertos perfumes, las náuseas por el olor de una comida que alguna vez causó una enfermedad o un recuerdo de la infancia evocado a partir de un olor.

Share:

14 may 2021

Fisiología del Tacto

A través del tacto, el cuerpo puede percibir el contacto de las distintas sustancias, objetos, temperatura, dolores, entre otras. Esto es debido, a que los seres humanos presentan terminaciones nerviosas especializadas y localizadas en la piel; estas terminaciones son receptores llamados corpúsculos táctiles.

Por otra parte, los receptores se estimulan ante una deformación mecánica de la piel y transportan las sensaciones hacia el cerebro a través de fibras nerviosas, el cual este da una respuesta a los estímulos recibidos por ellos; además, estos se encuentran en las epidermis y están distribuidos por todo el cuerpo de forma variable, por lo que aparecen zonas con distintos grados de sensibilidad táctil en función de los números de receptores que contengan.

No obstante, el tacto es el menos especializado de los cinco sentidos, pero a base de usarlo se puede aumentar su agudeza.

Vías Somatosensitivas

Estas transmiten información de los receptores somatosensitivos (corpúsculos y terminaciones libres) al área somatosensorial primaria de la corteza cerebral y al cerebelo. De este modo, las vías que llegan a la corteza cerebral consisten en miles de conjuntos de tres neuronas: 

1. Las Neuronas de Primer Orden: Conducen impulsos de los receptores somáticos hacia el tronco encefálico o a la médula espinal. Desde la cara, la boca, los dientes y los ojos, los impulsos somatosensitivos se propagan a lo largo de los nervios craneales hasta el tronco encefálico. Desde el cuello, el tronco, los miembros y la región posterior de la cabeza, los impulsos somatosensitivos se propagan a lo largo de los nervios espinales hasta la médula espinal.

2. Las Neuronas de Segundo Orden: Conducen impulsos del tronco encefálico y la médula espinal hacia el tálamo. Los axones de estas neuronas presentan una decusación (cruce hacia el lado contralateral) en el tronco encefálico o en la médula espinal, antes de ascender hasta el núcleo ventral posterior del tálamo. Así, toda la información sensitiva de un hemicuerpo llega al lado opuesto del tálamo.

3. Las Neuronas de Tercer Orden: Conducen impulsos del tálamo al área somatosensorial primaria de la corteza ipsilateral.

En este sentido, las regiones del SNC, donde las neuronas hacen sinapsis con otras neuronas que integran una vía sensitiva o motora particular, se conocen como estaciones de relevo, porque las señales nerviosas son transmitidas de una región del SNC a otra. Por ejemplo, las neuronas de numerosas vías sensitivas hacen sinapsis con neuronas del tálamo; por lo tanto, el tálamo funciona como una estación de relevo importante. Además del tálamo, muchas otras regiones del SNC, incluidas la médula espinal y el tronco encefálico, pueden funcionar como estaciones de relevo.

Por último, los impulsos somatosensitivos ascienden a la corteza cerebral a través de tres vías generales: 1) la vía del cordón posterior-lemnisco medial, 2) la vía anterolateral (espinotalámica) y 3) la vía trigeminotalámica. Mientras que. los impulsos somatosensitivos llegan al cerebelo mediante los tractos espinocerebelosos.

Vías Somatomotoras

Los circuitos nerviosos del encéfalo y la médula espinal organizan todos los movimientos voluntarios e involuntarios. Finalmente, todas las señales excitatorias e inhibitorias convergen en las neuronas motoras que se extienden fuera del tronco encefálico y de la médula espinal para inervar los músculos esqueléticos del tronco. Estas neuronas, conocidas también como neuronas motoras inferiores (NMI), poseen sus cuerpos en el tronco encefálico y la médula espinal. Desde el tronco encefálico, los axones de las NMI transcurren por los nervios craneales para inervar los músculos esqueléticos de la cara y la cabeza.

Posteriormente, desde la médula espinal, los axones de las MNI transcurren por los nervios espinales para inervar los músculos esqueléticos de los miembros y el tronco. Sólo las MNI envían eferencias del SNC a las fibras de músculo esquelético. Por esta razón, también se las conoce como vía final común. Por otra parte, las neuronas de cuatro circuitos nerviosos distintos, pero muy interactivos, denominados colectivamente vías somatomotoras, participan en el control de los movimientos, al enviar aferencias a las neuronas motoras inferiores.

*Neuronas de los Circuitos Locales: Los impulsos aferentes arriban a las neuronas motoras inferiores de interneuronas vecinas, estas neuronas se localizan cerca de los cuerpos de las neuronas motoras inferiores del tronco encefálico y de la médula espinal. Reciben aferencias de los receptores somatosensitivos, como nociceptores y husos musculares, como también de centros encefálicos superiores. Ayudan a coordinar la actividad rítmica de grupos musculares específicos, como la flexión y extensión alternante de los miembros inferiores durante la marcha.

*Neuronas Motoras Superiores (NMS): Tanto las neuronas de los circuitos locales como las neuronas motoras inferiores reciben impulsos de las NMS. La mayoría de estas neuronas hacen sinapsis con neuronas de los circuitos locales que, a su vez, hacen sinapsis con las neuronas motoras inferiores, pero algunas neuronas motoras superiores hacen sinapsis directamente con neuronas motoras inferiores. Las NMS de la corteza cerebral son esenciales para la ejecución de movimientos voluntarios del cuerpo; otras NMS se originan en centros motores del tronco encefálico: el núcleo rojo, el núcleo vestibular, el colículo superior y la formación reticular. Las NMS del tronco encefálico regulan el tono muscular, controlan los músculos de la postura y, además, ayudan a mantener el equilibrio y la orientación de la cabeza y el cuerpo. Tanto los núcleos basales como el cerebelo ejercen influencia sobre las NMS.

*Neuronas de los Núcleos Basales: Estas neuronas contribuyen al movimiento, al enviar aferencias a las neuronas motoras superiores. Los circuitos nerviosos interconectan los núcleos basales con áreas motoras de la corteza cerebral (a través del tálamo) y del tronco encefálico. Estos circuitos ayudan a iniciar y finalizar los movimientos, suprimen los movimientos no deseados y establecen un nivel normal de tono muscular.

*Neuronas Cerebelosas: Estas también contribuyen al movimiento, al controlar la actividad de las neuronas motoras superiores. Los circuitos nerviosos interconectan el cerebelo con áreas motoras de la corteza cerebral (a través del tálamo) y del tronco encefálico. Una función primordial del cerebelo consiste en controlar las diferencias entre los movimientos planificados y los movimientos realmente ejecutados. Después, envía órdenes a las neuronas motoras superiores para reducir los errores de movimiento. De este modo, el cerebelo coordina los movimientos corporales; también ayuda a mantener la postura y el equilibrio normales.

Share:

6 may 2021

Otras Estructuras de la Piel

a) Glándulas Sudoríparas: Son glándulas de secreción externa y producen sudor, compuesto por agua, sales y pequeñas cantidades de urea; además estas glándulas están compuestas por tubos que se enrollan en su base y cuyo extremo da hacia la superficie de la piel, a través de los poros. Además, se encuentran en todo el cuerpo, pero son más abundantes en la planta de los pies, las palmas de las manos, los pliegues de flexión y el área limítrofe a zonas de implantación del pelo

b) Glándulas Sebáceas: Son glándulas de excreción externa de forma arracimada, que producen el sebo. Sin embargo, estas glándulas son menos frecuentes que las sudoríparas, y a diferencia de éstas, no se encuentran en la planta de los pies ni en las palmas de las manos, debido a que su conducto se abre generalmente a un folículo piloso.

c) Pelo: Se distinguen dos partes:

*Folículo Piloso: Es una invaginación epitelial de la epidermis cuyo conducto es corto y el fondo es abultado; además, se une a la papila pilosa, que da origen al pelo. 

*Pelo: Es la formación filiforme producida por la papila pilosa, y que sobre sale de la epidermis. Además, el pelo está formado por escamas, y está distribuido en todo el cuerpo, excepto en las palmas de las manos, las de los pies, los dedos, pezones y labios.

d) Uñas: Son láminas córneas, translúcidas, que se encuentran sobre la falange distal de cada dedo, y que alguna vez perteneció al sistema de defensa del organismo. Cabe destacar, que la uña es producida por una matriz ungueal que se encuentra debajo de la epidermis, detrás de la lúnula; es la media luna blanca que se puede observar en el nacimiento de la uña.

Share:

28 abr 2021

Terminaciones Nerviosas de la Piel

Estas se clasifican en:

a) Terminaciones Libres: Donde la fibra sensitiva se encuentra desnuda.

Tipos

*Terminaciones Nerviosas Libres: Son aquellas que carecen de protección, y que son receptoras de estímulos que producen prurito, cosquilleo y cambios de temperatura.  Su velocidad de adaptación es lenta y rápida.

*Nociceptores: Son receptores para el dolor que consiste en terminaciones nerviosas libres (dendritas desnudas), se localizan en todos los tejidos del organismo, excepto en el encéfalo. Su velocidad de adaptación es lenta.

*Plexos de los Folículos Pilosos: Son receptores táctiles de adaptación rápida, hallados en la piel con vello; consisten en terminaciones nerviosas libres que envuelven los folículos pilosos. Los plexos de los folículos pilosos detectan movimientos en la superficie cutánea que perturban el vello. Por ejemplo, si un insecto se posa sobre un vello, provoca el movimiento del tallo del pelo, que estimula las terminaciones nerviosas libres.

b) Terminaciones Encapsuladas: Son aquellas que están rodeadas por una cubierta especial de tejido conjuntivo. Por otra parte, las terminaciones nerviosas táctiles finalizan en unos abultamientos nerviosos llamados corpúsculos táctiles, que son los receptores sensoriales cuya estructuras están localizadas en la superficie corporal y son capaces de responder con una gran sensibilidad a señales específicas del entorno y de enviar la información recibida a terminales nerviosos aferentes y de allí al SNC; además, pertenecen a axones de neuronas sensitivas. No obstante, el proceso que realiza el receptor sensorial para responder a un estímulo se denomina transducción sensorial.

Tipos



Corpúsculos de Markel: Son terminaciones nerviosas libres (dendritas desnudas) aplanadas, de forma discoide, que están en contacto con las células de Merkel del estrato basal. Estos receptores táctiles son abundantes en los pulpejos de los dedos, las manos, las palmas de las manos y pies, en los labios y los genitales externos. Su función es la de percibir el tacto y la presión. Su velocidad de adaptación es rápida. También son conocidos como discos táctiles o mecanorreceptores cutáneos de tipo I.


Corpúsculos de Pacini: Es un receptor compuesto por una cápsula oval con múltiples capas de tejido conectivo que encierra una dendrita, es decir, son terminaciones nerviosas elipsoidales, donde la  terminación nerviosa rodeada de una sustancia gelatinosa (tejido conectivo), se distribuyen ampliamente por el organismo: en la dermis y el tejido subcutáneo; en los tejidos submucosos subyacentes a las mucosas y serosas; alrededor de las articulaciones, tendones y músculos; en el periostio; y en las glándulas mamarias, los genitales externos y ciertas vísceras, como el páncreas y la vejiga. Estos corpúsculos miden entre 1 a 5 mm, y perciben principalmente  la sensación de peso o presión ejercida por un objeto y vibraciones rápidas. Su velocidad de adaptación es rápida.






Corpúsculos de Meissner: Es un receptor táctil que consiste en una masa oviforme de dendritas encerradas por una cápsula de tejido conectivo sin un orden establecido, y miden aproximadamente 250µm de largo por 40µm de ancho. Su función es la de captar texturas, presión y vibraciones lentas; y se encuentran abundantemente en los pulpejos de los dedos, las manos, los párpados, la punta de la lengua, los labios, los pezones, las plantas de los pies, el clítoris y el extremo del pene. Su velocidad de adaptación es rápida.

Corpúsculos de Ruffini: Son bulboideos como el de Krause, sus dendritas están rodeadas por una cápsula alargada en la dermis profunda, en ligamentos y tendones. Presentes en las manos y abundantes en las plantas de los pies, son muy sensibles al estiramiento que se produce cuando se mueven los dedos o los miembros; también, perciben cambios de temperatura relacionados con el calor. Su velocidad de adaptación es lenta. También son conocidos mecanorreceptores cutáneos de tipo II.

 




Corpúsculos de Krause: Es un corpúsculo donde la terminación nerviosa se halla ramificada en su extremo terminal; y se encuentran envueltas en una cápsula de tejido. Su función es la de captar el frio, y se localizan en los labios, lengua y genitales, principalmente.

Share:

Autor

Prof. Arnaldo Rodríguez

Educación mención Biología

Etiquetas

Biología ¿Qué es? Anatomía partes estructuras Funciones Tipos contaminación Psicología estructuras receptoras sistema sensorial educación para la salud Salud Teorías sistema nervioso aportes Ecología células sistemas Biografías Características investigación Fisiología aire Histología Vídeos aparato reproductor oído sistema reproductor Consecuencias Medidas Preventivas sistema digestivo snc Importancia aspectos artículos parte interna Clasificación Microorganismos agua componentes inervación núcleos procesos suelo Curiosidades agente contaminante célula ecosistema etapas factores objetivos aparato reproductor femenino aparato reproductor masculino capa de ozono conductismo conductista desventajas enfoque nervios ventajas Causas Vegetal aprendizaje capas cognoscitivismo cognoscitivista diencéfalo encéfalo oído interno piel sistema muscular smog tejido muscular tejidos conductos fibra hormonas humanismo humanista lengua métodos anticonceptivos parte externa transporte celular vías General afectaciones aparato excretor aplicaciones fases fotosíntesis gusto hueso irrigación lago de maracaibo nariz olfato propiedades regulación hormonal riñón sistema óseo suelos degradados Enfermedades aparato digestivo biótico-abiótico bomba sodio y potasio clorofluorocarbonos cloroplastos constructivismo constructivista degradación de suelos disfunción sexual disminución de la capa de ozono energía equilibrio historia implicaciones influencia del smog leyes membrana metodología nefrona neurotransmisores origen principios proteínas psicodinámico psicosocial quimiorreceptor regulación relación roles sistema endocrino sistema esquelético tacto tallo cerebral tejido óseo teoría de la personalidad tgi tronco cerebral tronco encéfalico tubo gastrointestinal tubo digestivo uretra Abraham Maslow Albert Bandura Burrhus Skinner Carl Rogers Charlotte Buhler David Ausubel Edward Thorndike Erik Erikson Evolución Iván Pavlov Jean Piaget Jerome Bruner John Watson Lawrence Kohlberg Lev Vygotsky Sigmund Freud afectación de la energía agua dulce agua superficial aguas urbanas ampolla ampolla del oído ampolla vestibular barrera mecánica barrera natural del lago de maracaibo barrera química bilis bioenergética boca botones gustativos bulbo raquídeo bulbos gustativos cadena de huesecillos cadena transportadora de electrones cadenas alimentarias calidad del aire celular cerebelo cerebro cerebro medio ciclo de calvin ciclo de contracción ciclo de la materia ciclo de vida ciclo del agua ciclo del azufre ciclo del carbono ciclo del fósforo ciclo del nitrógeno ciclo del oxígeno ciclos biogeoquímicos citoplasma clima coacervados coitus interruptus comienzo de la vida comparaciones condicionamiento clásico condicionamiento operante conductos semicirculares conductos vestibulares conexiones contaminantes contracción coordinación cordón espermático corpúsculos criptas gástricas criterios cuerpos de agua célula animal célula vegetal células gliales células neuronales defecación depósito desarrollo cognitivo desarrollo moral desarrollo psicodinámico descomposición desechos metabólicos destrucción de la capa de ozono diferencias difusión disminución de la fertilidad disminución de la fertilidad del sustrato disponibilidad de agua dominios ecosistemas acuáticos ecosistemas artificiales ecosistemas aéreos ecosistemas naturales ecosistemas terrestres endocitosis epidídimo epitálamo equilibrio estático escroto esterilización estructuras gustativas estrés estómago esófago eucariota evitar deterioro exocitosis faringe fertilidad de la tierra fertilidad del sustrato finalidad fisiología de la audición fitohormonas flujo de energía fonorreceptor formación de orina fotofosforilación fotoperiodo fotosistemas fuentes de contaminación ganglios glándula intestinal glándulas de cowper glándulas gástricas glía hipotálamo hipótesis homeostasis hongos hormonas vegetales hígado importancia de la biología impulso nervioso interacción intestino delgado intestino grueso jerarquía laberinto membranoso laberinto óseo lago malaria mecanorreceptor medio ambiente medios mesencéfalo microvellosidades mioneural mitocondria movimientos mundo médula espinal método de billings método de temperatura basal método del ritmo métodos métodos biológicos métodos de barrera métodos definitivos métodos naturales métodos temporales nastia nervio auditivo neuroglia neuroglia del snc neuroglia del spn neuromuscular neuronas niveles tróficos núcleo organelas organelos organulos orina concentrada orina diluida ovarios oviductos oído externo oído medio paludismo papilas gustativas parafilias pared pene peritoneo pirámides ecológicas planta que absorbe smog plantas plexos población postulados potenciales problemas de degradación procariota proceso cognitivo producción productividad productos metabólicos propósito protuberancia anular próstata puente de Varolio páncreas quimiostasis receptores sensoriales reducción de la capa de ozono relajación remodelación residuos de minería resorción ribete en cepillo salinidad del suelo salud del suelo semejanzas seres vivos señalización neuronal sinapsis sistema excretor sistema respiratorio sistema urinario smog en las plantas smog fotoquímico smog sulfuroso sna sne snp sns soluciones soprepastoreo ayuda en los suelos salinos subtálamo suelos en campos suelos salinos sáculo teoría celular teoría del desarrollo humano teoría endosimbiótica teoría watsoniana terminaciones nerviosas termoperiodo testículos tmc tme tml tramas tróficas transcitosis transducciones gustativas transducción transmisión transporte activo transporte de volumen transporte pasivo transporte primario transporte secundario trastornos trompa de eustaquio trompas de Falopio trompas uterinas tronco del encéfalo tálamo túnicas unión unm uréteres utrículo vagina vejiga vellosidades vesícula biliar vesículas seminales vía auditiva vía olfatoria vías biliares vías gustativas órgano de corti órganos otolíticos órganos sensoriales ósmosis